“Pinto flores, para que así no mueran”.

Un bello homenaje a una mujer y artista increíble.

Lo Real Maravilloso

Te juro que sucedió así. Estaba irritado, torpe y mal dormido, comprenderás que, con el intenso calor y humedad de nuestro trópico, defenderte del olvido constituye todo un desafío. Pero el hecho de imaginar que lucho por rescatarte, me hace despeñar por un abismo existencial, que solo existe antes mis ojos.

Soy el último de los surrealistas vivo del planeta, y asumo el hecho ante la Sagrada Biblia, mis responsabilidades civiles y penitencias. De frente y de pie, porque los escritores surrealistas, no estamos hechos para hincarnos de hinojos, muchos menos con los ojos vendados y de espaldas, eso se lo dejo a los exegetas que hacen pirotecnias con las palabras, tratando de pintar héroes, donde solo existen fusilamientos ridículos.

Goya pretende acallar mi verbo, y realista e intolerante me llevó en una de mis pasadas muertes, ante el pelotón de fusilamiento. Era 3 de mayo, lo recuerdo con precisión.

Ver la entrada original 830 palabras más

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s