¿Qué más se puede pedir?

¿Qué más se puede pedir?

Rodeado de amigos y conocidos.

Una introducción preciosa y emotiva.

Una conclusión impecable y magnífica.

Palabras sin desperdicio.

Entre ambas intervenciones:

Palabras que no salían fácilmente de mi boca.

Había que tirar de ellas, tímidas e inexpertas,

No están acostumbradas a viajar a través del aire,

Sino sobre hojas blancas, dibujando trazos mágicos y giros místicos.

Pero todo pasó: El calor de los abrazos, los apretones de manos,

los besos, no sólo calentaron la atmósfera; perduran entibiando el corazón,

El recuerdo del momento una vez más fluye convertido en tinta,

Trazos mágicos, bailes místicos que hablan de ti.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s